Reinvéntate a ti mismo

Invéntate y después reinvéntate a ti mismo, decía Bukowski. Hay que reinventar la vida una y otra vez, porque así ha de ser. Porque es mi vida, porque es mi historia y el presente me pertenecen sólo a mi.

Nadie se baña dos veces en el mismo río, decía Heráclito, filósofo griego al cual se le atribuye también el aforismo de “conócete a ti mismo”. Tanto Heráclito como Bukowski afirmaban a su manera y en su propio tiempo que todo cambia y nada permanece. Esta frase resonará por siempre conmigo como una máxima de que no solo el río fluye y sigue su curso, sino que a veces se nos olvida de que estar en constante cambio, es parte de nuestra naturaleza humana.

Los filósofos en la antigüedad dedicaban la mayor parte de su tiempo al “ocio creativo”. Actividades como meditar, observar, leer, conversar, dibujar o sólo estar en silencio no son para nada una pérdida de tiempo. Al contrario, crear una rutina de autocuidado y autoconocimiento nos conduce a no perdernos de vista en nuestro proceso de transformación.

La magia, el truco para evolucionar con las experiencias del día a día está en fluir con la vida. Aceptar el regalo, la lección en cada éxito y también en cada fracaso. Lo importante es precisamente tener plena disposición de volver a comenzar, reinventarse cada vez que sea necesario.

Invéntate y después reinvéntate a ti mismo

 

Tirarse al agua, nadar en el río de la vida, sin miedo al futuro. Si aprendemos a ser fieles a nosotros mismos, sabremos reconocer cuando un ciclo acaba y cuando es tiempo de soltar para crecer. Se vale comenzar, terminar, empezar de nuevo y reinventarse, como maravillosamente lo dice Bukowski:

Invéntate y después reinvéntate a ti mismo,
cambia de tono y forma tan a menudo que no puedan
nunca
clasificarte.

y reinventa tu vida porque así ha de ser;
es tu vida y
su historia
y el presente
te pertenecen sólo
a ti.

-Charles Bukowski.

 

Foto: Fabricio Jiménez

Texto: Naty Q

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *