Entre más gratitud practico, más abundancia experimento

La gratitud es lo que eleva nuestra vibración y nos permite vivir de forma resiliente. Practicar gratitud diariamente, sin etiquetar las situaciones como buenas o malas, nos permite acceder a una perspectiva más amplia. Elegir ver cada situación con los «anteojos» de la gratitud, es uno de los superpoderes a los que todos los humanos y humanas tenemos acceso. La gratitud es la actitud pero practicarla conscientemente, es una decisión muy personal.

La gratitud es nuestra verdadera libertad interior.

He comprobado muchas veces que entre más gratitud practico, más abundante me siento. Pero esto se lo atribuyo también a que definitivamente, la abundancia es un estado mental, que se fortalece con nuestra apertura y disposición a agradecer por lo que es y también por lo que no es.

A continuación, te dejo 5 recordatorios de gratitud (de Junio 17 al 21) para elevar de forma consciente tu vibración y ampliar tu perspectiva cuando tal vez, la situación no pinte tan agradable.

¡Acompañémonos en esto de ser humanxs a través del super poder de la gratitud!

Día 1: Gratitud por el trabajo

Independientemente de cómo llevemos el pan a la mesa, el intercambio justo que hacemos por nuestro trabajo es algo de todos los días. Muchas veces menospreciamos nuestra labor con expresiones como «Aquí breteando, no hay de otra» o «En la lucha tenaz» o «Voy pa’l yugo».

Sin embargo, ser remunerados por nuestros dones y talentos, es una de las necesidades básicas de todo ser humano. Mi invitación es que hagas cada día una pausa para agradecer y apreciar la labor que hacés y todo lo que te permite aprender, crecer y alcanzar.

A continuación, te dejo una lista de gratitud por el trabajo que me ayudaron a armar en las historias de la cuenta de VEF en Instagram 🙂

Gracias a mi trabajo por:

  1. La flexibilidad
  2. Poder ayudar a otras personas
  3. La independencia económica
  4. Sacarme de mi zona de confort
  5. La libertad
  6. Enseñarme a ser paciente
  7. Ser mi medio, no mi vida

Día 2: Gratitud por lo que no salió como esperábamos

A veces no obtener lo que una desea, es lo mejor que le puede suceder. Una de las lecciones más valiosas que he aprendido, es que si no abre, no es mi puerta y que cuando una puerta se cierra, se abre el Universo entero.

Por eso, hoy te invito a reflexionar y agradecer sobre esa relación que no se dió, ese trabajo que no te dieron, ese proyecto al que te dijeron que no.

Sonará trillado, pero todo tiene su razón de ser y a veces lo que queremos es menos de lo que realmente merecemos.

A todas aquellas situaciones que no se dieron como esperábamos: ¡GRACIAS!

Día 3: Gratitud por la familia que elegimos

Todas las familias son diferentes y muchas veces, las personas que llamamos familia, no necesariamente nos une un vínculo de consanguinidad.

La sugerencia de hoy es que hagas una pausa para apreciar y agradecerle a esas personas que elegiste como familia, tribu, manada y que no necesariamente son tus parientes.

¡Abramos nuestro corazón para agradecer por la familia que elegimos y que nos eligió!

El Lunes 24 de Junio haremos un sorteo de aniversario entre todos los que se inscriban al #RetoGratitudVEF

¡Inscribíte aquí!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *