Recuerdo mi adolescencia de manera difusa. Pedazos de sensaciones inconclusas aún navegan pausadas en mi cabeza.

LA MATERNIDAD DESEADA

Cada vez que veo a una chica con su uniforme de colegio y una pancita incipiente, me asaltan las imágenes de mi yo pubescente. Yo, recibiendo el título de bachillerato enfundada en mi uniforme y con cientos de ojos juzgándome, clavados en la nuca. Cuando llegó el tan esperado día de la graduación, yo ya me…