Fue una estrella fugaz. Una pequeña pieza de materia que desde el espacio golpeó la atmósfera de la Tierra, iluminando mi vida a su paso.

Estrella fugaz

La segunda rayita rosada anunciaba su llegada. Debo aceptar que me tomó absolutamente por sorpresa, pero lloré todo el día, entre emocionada y aterrada, como si fuera la primera vez ¡Era el regalo de cumpleaños número 35 más hermoso! Miles de pensamientos galopantes empezaron a desfilar en mi cabeza atropellándose unos a otros: Que si…