MI PRIMERA VEZ

Para todo, siempre hay una primera vez. Mi historia empieza hace poco más de quince años en mi lugar de trabajo. Recuerdo que ojeaba a la hora del café, un catálogo de cosméticos y artículos varios para el hogar. Entre las cremas para la cara, los labiales y la ropa interior, lo que llamó realmente mi atención…